logo cropped

Mi cuenta

¿Es normal perder el deseo sexual en el embarazo?

¡Totalmente normal! Muchas mujeres experimentan cambios en su deseo sexual a lo largo del embarazo. Que sientas menos ganas de ronronear no significa que seas rara ni que algo malo esté pasando.

Piénsalo de esta manera: tu cuerpo está trabajando a toda máquina creando un ser humano. Los niveles hormonales se disparan, estás lidiando con náuseas, cansancio, y probablemente te sientas un poco hinchada (por no decir inmensa). No es precisamente el escenario más propicio para pensar en el mambo horizontal, ¿verdad?

Pero ojo, perder el deseo sexual durante el embarazo no le pasa a todas las mujeres. Algunas afortunadas mantienen su libido intacta, o incluso experimentan un aumento del deseo sexual en determinados trimestres.

Lo importante es que sepas que lo que te está pasando es normal y bastante común. No te sientas culpable ni te martirices pensando que le estás fallando a tu pareja. La sexualidad durante el embarazo es un viaje con sus propios altibajos, y lo mejor es aprender a navegarlo con tranquilidad y comunicación abierta.

Factores que influyen en el deseo sexual durante el embarazo

  • Los cambios hormonales son los principales protagonistas en esta historia. Durante el primer trimestre, el aumento de la progesterona puede provocar náuseas, vómitos y un cansancio extremo, haciendo que el sexo sea lo último en lo que pienses.
  • Los cambios físicos tampoco se quedan atrás. A medida que el embarazo avanza, tu cuerpo va cambiando y es posible que te sientas menos cómoda o segura de tu imagen corporal. Esto puede afectar tu autoestima y, por ende, tu deseo sexual.
  • Los factores psicológicos también juegan un papel importante. La ansiedad por el parto, el miedo a lastimar al bebé o la simple adaptación a la idea de ser madre pueden generar estrés y afectar tu libido.
  • La comunicación con tu pareja es fundamental. Si te sientes incómoda hablando sobre el sexo durante el embarazo, ¡no lo guardes en silencio! Habla con tu pareja, expresa tus dudas y necesidades. Un buen entendimiento y comunicación abierta son claves para disfrutar de una sexualidad plena en esta etapa.
  • No te olvides del cansancio. Crear un ser humano es agotador. Si estás agotada todo el tiempo, es lógico que las ganas de “dar un paseíto” por las sábanas brillen por su ausencia.

 

Preguntas frecuentes sobre el deseo sexual durante el embarazo

¿Es normal que mi deseo sexual disminuya durante el embarazo?

Sí, es completamente normal que tu deseo sexual fluctúe durante el embarazo. Los cambios hormonales, físicos y psicológicos que experimentas pueden afectar tu libido de manera significativa. Recuerda que cada mujer es diferente y cada embarazo es único, por lo que no hay una norma universal en cuanto al deseo sexual durante la gestación.

¿Cuándo suelen disminuir las ganas de sexo durante el embarazo?

Es común que el deseo sexual disminuya durante el primer trimestre debido a los cambios hormonales que provocan náuseas, vómitos y cansancio extremo. Sin embargo, algunas mujeres experimentan un aumento del deseo sexual en este trimestre, mientras que otras no experimentan cambios notables.

A medida que el embarazo avanza, el aumento de tamaño del abdomen y las molestias físicas pueden hacer que te sientas menos cómoda o segura de tu imagen corporal, lo que podría afectar tu libido. Además, el estrés y la ansiedad asociados al embarazo también pueden contribuir a la disminución del deseo sexual.

¿Qué puedo hacer si he perdido el deseo sexual durante el embarazo?

Lo más importante es que no te culpes ni te sientas mal por ello. Recuerda que es completamente normal y no significa que algo esté mal contigo o con tu pareja. Aquí te dejo algunos consejos que pueden ayudarte a recuperar o mantener tu deseo sexual durante el embarazo:

  • Habla con tu pareja: La comunicación abierta y honesta es fundamental en cualquier relación, y especialmente durante el embarazo. Expresa tus sentimientos y necesidades a tu pareja sin miedo a ser juzgada. Juntos pueden encontrar formas de mantener la intimidad y el romanticismo en su relación, incluso si el sexo no forma parte de ello en este momento.
  • Explora diferentes formas de intimidad: El sexo no es la única forma de expresar amor y conexión con tu pareja. Exploren juntos otras formas de intimidad, como abrazos, besos, masajes o simplemente pasar tiempo de calidad juntos.
  • Cuídate a ti misma: Es importante que te dediques tiempo para ti misma y para tu bienestar físico y emocional. Duerme lo suficiente, come alimentos saludables, haz ejercicio regularmente y practica técnicas de relajación como el yoga o la meditación. Cuidarte a ti misma te ayudará a sentirte mejor física y mentalmente, lo que puede tener un impacto positivo en tu libido.
  • Consulta con tu médico o terapeuta: Si te preocupa la disminución de tu deseo sexual o si te está causando angustia, no dudes en consultar con tu médico o terapeuta. Ellos pueden ayudarte a identificar las causas subyacentes del problema y ofrecerte apoyo y asesoramiento personalizado.

¿Volverá mi deseo sexual a la normalidad después del parto?

En la mayoría de los casos, el deseo sexual vuelve a la normalidad después del parto. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los cambios hormonales y físicos que experimentas durante el posparto pueden afectar tu libido temporalmente. Además, el cansancio y el estrés asociados al cuidado de un recién nacido también pueden contribuir a la disminución del deseo sexual.

Si te preocupa la disminución de tu deseo sexual después del parto, habla con tu médico o terapeuta. Ellos pueden ayudarte a identificar las causas subyacentes del problema y ofrecerte apoyo y asesoramiento personalizado.

¿Es seguro tener relaciones sexuales durante el embarazo?

En general, tener relaciones sexuales durante el embarazo es seguro para la mayoría de las mujeres. Sin embargo, es importante consultar con tu médico antes de reanudar la actividad sexual, especialmente si tienes alguna complicación durante el embarazo.

Tu médico te dará recomendaciones específicas en función de tu situación individual. Por ejemplo, si tienes un embarazo de alto riesgo, es posible que te recomienden evitar la penetración vaginal o limitar la actividad sexual.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Artículos relacionados

Cómo activar el deseo sexual. Consejos psicológicos

El deseo sexual, ese misterio de la naturaleza humana que a veces parece tan esquivo como un gato callejero. No es raro que en algún ... (leer más)

A qué edad baja la libido en los hombres

Es cierto que la libido masculina fluctúa a lo largo de la vida, pero pensar que existe una edad mágica en la que se apaga ... (leer más)

Tratamiento psicológico del vaginismo

El vaginismo es un trastorno que puede parecer el villano en una película de terror romántica, pero es un problema muy real que afecta a ... (leer más)

Tratamiento psicologico de la eyaculación precoz

Si bien puede ser una situación frustrante para ambos miembros de la pareja, ¡hay buenas noticias! La terapia psicológica ha demostrado ser una opción altamente ... (leer más)

Eyaculación precoz causas y soluciones

La eyaculación precoz (EP) es una disfunción sexual común que afecta a muchos hombres en algún momento de su vida. Se define como la eyaculación ... (leer más)

A qué se debe la falta de deseo sexual? Perspectiva psicológica

La falta de deseo sexual, también conocida como deseo sexual hipoactivo (DSH), es un problema que afecta tanto a hombres como a mujeres y se ... (leer más)

¡Gracias por contactar con nosotros!

Te contactaremos en breves por el método seleccionado