logo cropped

Mi cuenta

Qué es la anorgasmia femenina

La anorgasmia femenina es una disfunción sexual que se caracteriza por la dificultad o incapacidad persistente para alcanzar el orgasmo, a pesar de una adecuada estimulación sexual.

¡Ojo! No confundas la anorgasmia con un simple retraso en el orgasmo. Se considera anorgasmia cuando esta dificultad es recurrente y te impide alcanzar el clímax la mayor parte de las veces durante las relaciones sexuales.

Aunque parezca algo extraño, la anorgasmia femenina es una situación más común de lo que piensas. Se estima que afecta a entre un 10% y un 40% de las mujeres a lo largo de su vida.

Si te encuentras en este grupo, no te sientas rara ni te desesperes. Existen razones por las cuales puedes estar experimentando esta dificultad, y ¡lo mejor de todo! Existen soluciones para que puedas disfrutar de una sexualidad plena y satisfactoria.

Tipos de anorgasmia femenina

La anorgasmia femenina se puede clasificar en dos tipos principales:

  • Anorgasmia primaria: Se refiere a las mujeres que nunca han logrado alcanzar el orgasmo, ni a través de las relaciones sexuales ni mediante la masturbación.
  • Anorgasmia secundaria: En este caso, la mujer sí ha podido experimentar orgasmos previamente, pero actualmente tiene dificultades para alcanzarlos.

A su vez, la anorgasmia secundaria puede ser:

  • Situacional: Ocurre solo en determinadas situaciones o con parejas específicas.
  • Generalizada: Se presenta de manera persistente en la mayoría de las situaciones sexuales.

Causas de la anorgasmia femenina

Las causas de la anorgasmia femenina pueden ser diversas y estar relacionadas con factores físicos, psicológicos, emocionales o una combinación de ellos. Aquí te explicamos algunas de las más comunes:

Factores psicológicos:

  • Ansiedad por el rendimiento: La presión por alcanzar el orgasmo puede generar ansiedad y, paradójicamente, dificultar su llegada. Imagínate estar en un examen y que te digan “¡tienes que sacar un diez!”. Bloqueo total, ¿verdad? Pues con el sexo a veces pasa lo mismo.
  • Baja autoestima o problemas de imagen corporal: Si no te sientes cómoda con tu cuerpo o te cuesta aceptarlo, puede ser más difícil relajarte y disfrutar de la intimidad sexual.
  • Depresión, estrés o traumas pasados: Experimentar emociones negativas o haber tenido experiencias sexuales traumáticas puede afectar tu deseo sexual y capacidad de llegar al orgasmo.
  • Falta de comunicación con tu pareja: La comunicación abierta y honesta sobre tus necesidades y deseos sexuales es fundamental para una vida sexual satisfactoria. Si no te sientes cómoda hablando con tu pareja acerca de lo que te gusta o te disgusta, puede ser más difícil alcanzar el clímax.

Factores físicos:

  • Desconocimiento de tu cuerpo: Muchas mujeres no han explorado lo suficiente su propio cuerpo y no saben cuáles son las zonas erógenas que más las estimulan.
  • Dolor durante las relaciones sexuales: Las molestias o el dolor vaginal durante el sexo pueden crear tensión y dificultar la excitación y el orgasmo.
  • Efectos secundarios de medicamentos: Algunos medicamentos antidepresivos, anticonceptivos hormonales y otros fármacos pueden afectar la libido y la capacidad de alcanzar el orgasmo.
  • Problemas hormonales: Los desequilibrios hormonales, como los que pueden ocurrir durante la menopausia o el síndrome de ovario poliquístico, pueden afectar la lubricación vaginal y la respuesta sexual.

¡Ten en cuenta que esta lista no es exhaustiva! Si experimentas anorgasmia femenina, lo mejor es acudir a un médico o terapeuta sexual para identificar las causas subyacentes en tu caso específico y recibir el tratamiento adecuado.

Preguntas frecuentes sobre la anorgasmia femenina de nuestros pacientes

¿Soy la única mujer que experimenta anorgasmia?

No, la anorgasmia femenina es más común de lo que piensas. Se estima que afecta a entre un 10% y un 40% de las mujeres a lo largo de su vida.

¿Por qué me cuesta tanto llegar al orgasmo?

Las causas de la anorgasmia femenina pueden ser diversas y estar relacionadas con factores físicos, psicológicos, emocionales o una combinación de ellos. Entre las causas más comunes se encuentran la ansiedad por el rendimiento, la baja autoestima, la depresión, la falta de comunicación con la pareja, el desconocimiento del propio cuerpo, el dolor durante las relaciones sexuales, los efectos secundarios de medicamentos y los problemas hormonales.

¿Qué puedo hacer si tengo anorgasmia femenina?

Lo mejor es acudir a un médico o terapeuta sexual para identificar las causas subyacentes en tu caso específico y recibir el tratamiento adecuado. El tratamiento puede incluir terapia psicológica, terapia de pareja, educación sexual, ejercicios de suelo pélvico, medicamentos o cambios en el estilo de vida.

¿Existe una cura para la anorgasmia femenina?

No existe una cura única para la anorgasmia femenina, ya que depende de las causas subyacentes en cada caso. Sin embargo, con el tratamiento adecuado, la mayoría de las mujeres pueden superar la anorgasmia y disfrutar de una vida sexual plena y satisfactoria.

¿La anorgasmia femenina afecta la fertilidad?

No, la anorgasmia femenina no afecta la fertilidad. Sin embargo, si la dificultad para alcanzar el orgasmo está relacionada con problemas de lubricación o penetración, estos sí podrían dificultar la concepción.

¿La anorgasmia femenina es un signo de un problema de salud más grave?

En la mayoría de los casos, la anorgasmia femenina no es un signo de un problema de salud más grave. Sin embargo, si la dificultad para alcanzar el orgasmo se presenta repentinamente o va acompañada de otros síntomas, como dolor pélvico, sangrado irregular o cambios en el ciclo menstrual, es importante consultar con un médico para descartar cualquier problema médico subyacente.

¿Mi pareja tiene algo que ver con mi anorgasmia femenina?

No necesariamente. Si bien la comunicación y la conexión emocional con tu pareja son importantes para una vida sexual satisfactoria, la anorgasmia femenina puede tener causas que no están relacionadas con tu pareja.

¿Puedo superar la anorgasmia femenina por mi cuenta?

En algunos casos leves, es posible superar la anorgasmia femenina con cambios en el estilo de vida, como reducir el estrés, mejorar la comunicación con la pareja y explorar nuevas técnicas de estimulación sexual. Sin embargo, si la anorgasmia es persistente o está causando angustia significativa, es recomendable buscar ayuda profesional de un médico o terapeuta sexual.

¿Cuánto tiempo tarda en tratarse la anorgasmia femenina?

El tiempo que tarda en tratarse la anorgasmia femenina depende de las causas subyacentes y de la respuesta individual al tratamiento. En algunos casos, puede mejorar en cuestión de semanas o meses, mientras que en otros puede requerir un tratamiento más prolongado.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Artículos relacionados

Cómo activar el deseo sexual. Consejos psicológicos

El deseo sexual, ese misterio de la naturaleza humana que a veces parece tan esquivo como un gato callejero. No es raro que en algún ... (leer más)

A qué edad baja la libido en los hombres

Es cierto que la libido masculina fluctúa a lo largo de la vida, pero pensar que existe una edad mágica en la que se apaga ... (leer más)

Tratamiento psicológico del vaginismo

El vaginismo es un trastorno que puede parecer el villano en una película de terror romántica, pero es un problema muy real que afecta a ... (leer más)

Tratamiento psicologico de la eyaculación precoz

Si bien puede ser una situación frustrante para ambos miembros de la pareja, ¡hay buenas noticias! La terapia psicológica ha demostrado ser una opción altamente ... (leer más)

Eyaculación precoz causas y soluciones

La eyaculación precoz (EP) es una disfunción sexual común que afecta a muchos hombres en algún momento de su vida. Se define como la eyaculación ... (leer más)

A qué se debe la falta de deseo sexual? Perspectiva psicológica

La falta de deseo sexual, también conocida como deseo sexual hipoactivo (DSH), es un problema que afecta tanto a hombres como a mujeres y se ... (leer más)

¡Gracias por contactar con nosotros!

Te contactaremos en breves por el método seleccionado